¿Sabías que el cuerpo se alimenta de otras cosas que no son precisamente comida?


Vamos a echarnos un clavado en nuestras vidas para poder entenderlo.

  1. Recuerda de esa época súper especial cuando empezabas a salir con tu novio(a) y todo era color de rosa. Todo estaba bien, sonreías, te dolía la cara de tanto reír. La verdad es que sientes en ese momento que flotas y estás de buenas todo el tiempo. ¿Hambre? A qué hora, si estabas babeando por él o ella. Pasan las horas y solo te acuerdas de la comida cuando te rujen las tripas.

  2. Regresa unos años más, cuando eras un chavito que te encantaba correr en el jardín o en la calle con una bicicleta. Recuerda a tus amigos y todas esas risas, jugando a las escondidillas. Te encantaba estar brinque y brinque por todos lados. ¿Hambre? Solo te acordabas de comer cuando tu mamá te gritaba: ¡La comida ya está listaaaa!

  3. Ahora piensa en la escuela o trabajo. Donde estuviste tan picado con un trabajo en especial que te mantuvo despierto por días pero que creías fuertemente en él y no te dejaba dormir. Cada vez querías que estuviera mejor, te motivaba pensar en el día siguiente porque podrías hacer algo más para mejorarlo. ¿Comida? Neh, sólo cuando ya te empezó a doler la cabeza recordándote que te faltaba agua o comida.

Ahora, piensa en los momentos cuando las cosas no salen como planeaste, o cuando estás triste por alguna relación fallida. El cuerpo pide apapacho a veces en forma de comida y hasta te mueres de hambre todo el día debido al estrés, desamor, depresión, etc.

Hay alimentos que nos nutren más allá del plato. Alimentan nuestro corazón, mente y espíritu. Ellos son: TU PROFESIÓN (VOCACIÓN), RELACIONES, ACTIVIDAD FÍSICA y ESPIRITUALIDAD. Los alimentos secundarios son la comida, bebidas, suplementos, etc.

Entre mejor alimentes y balancees tu vida con alimentos primarios, menos dependerás de los alimentos secundarios para cubrir espacios vacíos. Comerás sólo cuando tu cuerpo realmente lo necesite y te sentirás mejor física, emocional y espiritualmente.


¿Crees que algún alimento primario te esté haciendo falta?


Dale like y comenta este post en Facebook. Si crees que necesitas ayuda de un Health Coach para balancear tu vida y tus alimentos primarios o secundarios no dudes en escribirme. Podemos tener una sesión gratis para que me platiques.


Compártelo, es información que todos deberíamos saber.



Triana

LO NUEVO

CONOCE MIS

SERVICIOS

SÍGUEME

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

CONTÁCTAME

TE PUEDE INTERESAR

Descarga gratis una evaluación de vida

Me amo y me apruebo aquí y ahora​

Triana Lion © 2017. Todos los Derechos Reservados Triana Lion Paganoni