¿Cómo ch%#”& como verduras?

Cuando empecé a tener una vida más saludable me decían “come verduras”, yo en mi postura súper healthy decía: ¡Claro! Comeré verduras. Pero cuando llegaba el día y la hora de comer lo único que se me ocurría comer como verduras era:

  • Ensalada de espinaca con pepino y jícamas

  • Zanahorias con pepino

  • No hay más… jaja.

Estamos tan acostumbrados a no comer verduras frescas que se nos complica un poco cuando queremos hacerlo.

Te dejo algunos tips que puedes usar para comer verduras de forma más inteligente y sin sufrir.

1. Compra verduras congeladas.

Las verduras congeladas son buena opción cuando no tienes tiempo o simplemente si te choca picar. En el súper normalmente escojo la bolsa que tenga más variedad y colores. Tomo aproximadamente una taza de verduras, las echo a un bowl, agrego un puñito de cacahuates, limón y sal y listo. ¡Delicioso! Puedes agregar tu porción de proteína (ya sea pollo o grabanzo).

Esta opción es muy buena para épocas de calor y cuando tienes antojos crunchies.

2. Asadas.

Las verduritas asadas también son muy ricas si buscas una opción menos “fresca” y si tienes un poco más de tiempo para ¡PICAR!

Sirven mucho para acompañar filetes de pescado, carnes rojas o pollo.

Las opciones que más me gustan a mí son: berenjena, pimientos, papas (que las tienes que hervir), jitomates rostizados, camote, espárragos o lo que se te ocurra.

Las verduras deberían ser el alimento principal en nuestros platos. Recuerda comer en arcoíris (entre más colores en tu plato mejor).

3. Haz sopas.

Las sopas son una súper alternativa para comer verduras. Mi favorita es la sopa de betabel y la de zanahoria. Una receta súper sencilla y universal para hacer sopa de cualquier verdura es:

Ingredientes:

  • 1 taza de cebolla

  • Un diente de ajo

  • Aceite de oliva