Receta fácil y mágica

May 13, 2017

 

Me encanta ser Doña Sopa. Las sopas son una súper buena idea para comer verduras de una forma fácil y llenarte de muchos beneficios. Esta receta es una de mis favoritas porque es rápida, nutritiva y deliciosa. Alcanza para 5 o 6 porciones. La puedes congelar para que te dure por lo menos dos semanas.

 

Ingredientes:

 

  • Media cebolla picada

  • 500g de brócoli

  • 200g de espinacas

  • 3 tazas de agua

 

Vas a decir, ¡Ew!, espinacas y brócoli, no me gustan. Pero no te predispongas, sigue leyendo. Si buscas tener un mejor cuerpo y ser healthy te pueden ayudar más de lo que crees, son superfoods. Aunque actualmente no tengan esa denominación. Creo que hoy en día la mercadotecnia ha señalado a los superfoods como alimentos que se encuentran escasos y súper caros en el súper, pero, en fin, eso es harina de otro costal.

 

 

 

El Súper Brócoli y las Súper Espinacas son, entre otras cosas mágicas, anticancerígenos, antinflamatorios y antioxidantes.

 

¿Qué quiere decir que sea anticancerígeno y antinflamatorio?

 

Cuando yo escuchaba estas dos palabras me sonaban a algo positivo, pero realmente no me decían nada porque no entendía el concepto. Seguro te sientes como yo me sentía, pero aquí estoy para sacarte de la duda.

Lo primero que nos imaginamos cuando escuchamos la palabra inflamación es una herida, ya sea en la piel o cuando nos lastimamos un músculo, en donde evidentemente la piel se vuelve rojiza, porque la sangre sale de volada a reparar los tejidos y las células producen componentes inflamatorios para curar dicha herida. Con esta idea lo primero que pensamos cuando algún alimento es antinflamatorio es que me va ayudar a bajar la inflamación de alguna herida como éstas, y sí, sí es así. Pero va más allá.

Hay veces que las células en cualquier parte de nuestro cuerpo se inflaman y ni nos damos cuenta. Por ejemplo, los pulmones; cuando eres fumador dejas entrar a tus órganos muchas toxinas. Las toxinas activan una señal de ataque que hace que se produzcan sustancias que combaten naturalmente estas toxinas. El proceso es increíble y mágico, el problema es cuando estas sustancias se activan constantemente, pueden ocasionar problemas de salud, incluido el cáncer. Esto también pasa en nuestros intestinos cuando algo “no nos cae bien” y nuestro colon se inflama. Lo mismo que pasa con las toxinas pasa con las sustancias a los cuales somos sensibles o alérgicas.

Un alimento antinflamatorio ayudará a que la señal de ataque se reduzca evitando así la producción excesiva de las sustancias que combaten a las toxinas y dejando la inflamación atrás.

 

 

¿Qué quiere decir que sea antioxidante?

 

Los antioxidantes te ayudan a mantener sanas las células, previenen o retrasan daños en ellas. O sea, en corto, te ayudan a no hacerte viejito tan rápido y a que las células estén sanas y no desarrolles algún tipo de cáncer debido a radicales libres, que seguro has escuchado de ellos, pero ni idea de qué sean.

¿Te acuerdas de tu clase básica de química? Ahí te dicen que todo está hecho de átomos, incluidas nuestras células. Los átomos están hechos de protones en el núcleo y electrones orbitando alrededor de dicho núcleo. Los electrones pueden emparejarse con otros electrones y compartirse con otros átomos para formar estructuras estables, pero a veces hay electrones que se quedan sin pareja y esto se llama radical libre.

Los radicales libre son algo peligrosos porque buscarán un electrón con quien emparejarse en cualquier lado y pueden quitarle uno a alguna molécula quedando también con un radical libre y así hasta llegar una célula viva provocando envejecimiento y enfermedades.

 

Los radicales libres pueden estar en el ambiente o dentro de nuestro cuerpo. Se producen debido a lucha contra bacterias y virus, inflamaciones, drogas, pesticidas, fumando, contaminación, exceso de luz UV, entre muchas otras cosas.

 

Los antioxidantes se encargan de llevar electrones libres que pueden emparejarse con los radicales libres sin dañar a nuestras células y por eso son súper importantes.

 

Aunque no lo creas el brócoli se considera la tercera mejor fuente de Vitamina C, muy buena fuente de vitamina E y A, y muy rica en carotenoides (antioxidantes clave).

 

 

Actualmente, vivimos en un ambiente lleno de toxinas, radicales libres y sustancias que nos irritan (como los colorantes, conservadores, gluten, pesticidas, entre otros), no nos vendría mal una ayudadita.

 

 

¿Cómo hacer la sopa?

En un sartén grande, de preferencia un wok, echa un chorrito de aceite de oliva, o de coco, y las cebollas. Cocínalo a fuego medio. Cuando estén tomando un color transparentito echa las espinacas y el brócoli, revuelve de vez en cuando. Vas a ver que se harán blanditas las hojas de espinacas. Cuando las hojas de espinacas estén completamente aguadas apaga el fuego y pasa todo a una licuadora. Licua todo con las tres tazas de agua. Regresa el contenido de la licuadora al wok y déjala hervir 5 minutitos. Sazona al gusto. Si sientes que está muy espesa agrega poco a poco más agua a la licuadora antes de pasar al wok.

 

Tip: Intenta, a medida de lo posible, usar ingredientes orgánicos.

 

Si te gustó esta información no dudes en compartirla y darle clic al corazoncito.

Gracias infinitas por leerme.

 

Fuentes:

http://www.whfoods.com/genpage.php?tname=foodspice&dbid=9

http://www.eatright.org/resource/food/vitamins-and-supplements/types-of-vitamins-and-nutrients/antioxidants

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3249911/

 

 

 

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

LO NUEVO

¿Por qué es importante alcalinizar tu cuerpo?

April 17, 2020

1/10
Please reload

CONOCE MIS

SERVICIOS

SÍGUEME

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

CONTÁCTAME

TE PUEDE INTERESAR

Please reload

Descarga gratis una evaluación de vida

Me amo y me apruebo aquí y ahora​

Triana Lion © 2017. Todos los Derechos Reservados Triana Lion Paganoni