Tomo café, luego existo.


Ya te levantaste y lo primero que te viene a la cabeza es tu cafecito mañanero, que huele delicioso, y que te ayuda a despertar. Te tomas tu primera taza de café y sientes que revives, ¡ya existes!

Bien, ahora es tiempo que tengas un poco de conciencia sobre sus beneficios y su lado oscuro.

Uno de los principales beneficios es que nos mantiene alerta por un tiempo, nos ayuda a enfocarnos y a concentrarnos más, tiene antioxidantes y como atleta te ayuda a rendir más en tus entrenamientos. Como todas las cosas, si las consumimos en exceso traen efectos negativos y esas cosas que pueden ser ventajosas pueden tener efectos secundarios.

Las dosis diarias de cafeína recomendadas varían de fuente en fuente, pero pueden ir desde 100mg hasta 400mg para adultos. Los menores de edad deberían consumir máximo 100mg.

Para tu información, encontré una página que calcula tu consumo máximo dependiendo de tu peso (haz clic aquí). De todas formas, acuérdate que todos somos diferentes y que la bio-individualidad es super importante. Con bio-individualidad me refiero a que no hay una regla general para todos, tienes que aprender escuchar a tu cuerpo y saber qué le hace bien o mal. Por ejemplo, según el calculador de consumo de cafeína yo debería estar consumiendo hasta 343mg, pero la verdad es que después de una taza de café me duele a veces la cabeza. Por favor, escucha tu cuerpo.

Te comparto una lista de bebidas comunes que consumimos que contienen cafeína.

Café del día Grande SB 473ml - 330mg

Café Americano Grande SB 473ml - 225mg