¿Ganas de chocolate o corazón roto?

Hoy me gustaría platicarte de forma breve sobre un concepto que aprendí en la escuela que me parece increíble. Se llama bio-individualidad. Suena raro ¿no?

Es un concepto que creó Joshua Rosenthal, fundador de la escuela en la que estudié (IIN). Si nos vamos a la raíz de la palabra tenemos Bio que significa vida e Individualidad que quiere decir que tenemos aspectos y cualidades particulares que nos hacen diferenciarnos de otras personas. Por lo tanto, la bio-individualidad traído a este súper artículo y a tu nuevo autoconcepto quiere decir que hay alimentos que no funcionan igual para todos los seres humanos y no todos tendremos los mismos efectos bajo condiciones similares.


Por ejemplo, hay muchas veces que nos sentimos frustrados porque hacemos la dieta del año y no vemos ni medio cambio. La frustración entra en acción porque hay alimentos dentro de la dieta que te caen mal, pero como dice el papelito que debes comerlos los consumess sin importarte y sin pensar en las consecuencias.

Escuchar a nuestro cuerpo es la cosa más increíble del mundo. Prácticamente todos nosotros tenemos la respuesta sobre qué alimentos consumir y cuáles no. Sólo es cuestión de poner atención y descifrar los mensajes que este cuerpo tan perfecto y maravilloso tiene que decirnos.


Algunas de las cosas mas comunes que podrían interpretarse como señales son:

  • Incremento de tallas

  • Dolores de cabeza

  • Antojos

  • Cambios de humor

  • Falta de concentración

  • Constipación

  • Diarrea

  • Insomnio

  • Irritabilidad, entre otros muchos más.


Por eso te digo, no confundas la necesidad de un chocolate con un corazón roto. O no confundas tus ganas de un gansito con un estrés laboral mal manejado. Encuentra la forma de sobreponerte y trabajar en éstas áreas. Hay cosas que nutren nuestro cuerpo de forma emocional, mental y espiritual. Estos alimentos son los principales y en la mayoría de los casos dictarán nuestro comportamiento ante la comida. Para saber más sobre el tema da clic aquí.


Ya sabes, si te encuentras muy ansiosa por ese corazón roto y con muchos antojos, cierra los ojos, respira, concentra tu atención en cada parte de tu cuerpo. Piensa en tu trabajo, en tus relaciones y en ti misma. ¿Qué te hace falta? Encuentra tu respuesta.

Te invito a que escuches a tu cuerpo y descubras cuál es la verdadera razón detrás de algunas señales que te puede estar enviando.


Si te gustó esta información no dudes en compartirla. Ayúdame a difundir este importante mensaje.

LO NUEVO

CONOCE MIS

SERVICIOS

SÍGUEME

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

CONTÁCTAME

TE PUEDE INTERESAR

Descarga gratis una evaluación de vida

Me amo y me apruebo aquí y ahora​

Triana Lion © 2017. Todos los Derechos Reservados Triana Lion Paganoni