¿Qué pasa si dejas de comer pan?

A veces pasa que me indigno. Y hace unas semanas tuve un día de esos. Navegando en Internet encontré en Facebook una publicación de una marca importante de pan que decía: “Mejor no te arriesgues e incluye un sándwich con pan integral en tu dieta.” Mi primer pensamiento fue, ¿cómo podría ser riesgoso?

Abajo del post que leí anexan esta imagen naranja, por favor lee lo que dice antes de continuar.



Después de leerlo seguro pasaron dos cosas. Uno, si no conoces suficiente del tema tu cerebro automáticamente pensó, ¡voy a comer más pan integral! La segunda cosa que pudo pasar es que lo leíste y pensaste, ¡que tontería! Nunca lo había pensado.


Bueno, quiero decirte, si dejas de comer pan no te pasará absolutamente nada malo. Es más, si dejas de comer la clase de pan que venden en el súper, que dura en la despensa más de un mes, hecho de harinas refinadas y que tiene que ser “enriquecido” con vitaminas porque en su proceso de fabricación pierden muchos nutrientes, obtendrás muchos beneficios.


Pan comercial


Te pondré un ejemplo de una lista de ingredientes de un pan comercial (no son tan diferentes unos de otros) y te voy a explicar qué hacen algunos de ellos en tu cuerpo.