Dieta milagrosa


¡Estoy bastante sorprendida! Desde año nuevo he recibido muchos mensajes solicitando algún remedio mágico, jugo o licuado, pastillas, hechizo, desayunos, comidas, cenas, y un sinfín de cosas más que pueda recomendar que hagan que uno baje de peso.

Me gustaría dejar claro que NO HAY remedio mágico que te haga perder peso de la noche a la mañana de una forma saludable y sostenible.


Cuando tu principal objetivo es bajar de peso por cualquier medio posible, sin importar y sin cuidar otros aspectos de tu nutrición puede ser peligroso y sobre todo cuando son dietas demasiado restrictivas, extremadamente bajas en calorías y las combinamos con sesiones de cardio y ejercicios intensos infinitas. Por ejemplo, tengo un amigo que decidió en algún momento de su vida hacer la dieta mortal del sirope de maple. Todo le salió mal, sí perdió peso extremo, pero ¿qué crees? Sólo perdió su masa muscular, y la grasa abdominal, bien gracias, se quedó intacta. Obvio también se sentía morir, se mareaba muchísimo, le daba mucho sueño, y de verdad que no podía con su vida (literalmente).


Imagínate, tu cuerpo es una máquina perfecta que todo el tiempo está preocupado por la supervivencia. Esta máquina tiene varios mecanismos para poder sobrevivir y una de ellas es a través de las reservas de grasa, la grasa es necesaria para mantenernos más calientitos, nuestras células tienen una capa de grasa que las mantiene en buen estado y a través de esta absorben miles de antioxidantes y elementos que necesitamos, todos nuestros órganos se protegen con grasa; nuestro cerebro es 60% grasa, también soporta nuestro sistema reproductivo, mantiene en buen estado nuestra piel y pelo, entre millones de cosas más.


Cuando el cuerpo se encuentra en peligro manda señales al cuerpo de que no se deshaga de esas reservas tan fácilmente. El cuerpo no sabe distinguir si está muriendo de hambre porque el mundo se está acabando y necesita sobrevivir o si solo lo estás matando de hambre con una dieta absurda. Él va a intentar de sobrevivir. Un efecto parecido es cuando manejas niveles de estrés muy elevados y crónicos. Vuelvo a lo mismo, tu cuerpo no sabe si está en peli